Vivienda en Lanzarote: precios desatados y lista de espera

Vivienda en Lanzarote: precios desatados y lista de espera

21-11-2022

FUENTE e IMAGEN: diarodelanzarote.com


Decenas de personas malviven en condiciones infrahumanas en las ruinas de edificaciones como los esqueletos de Costa Teguise, mientras el mercado inmobiliario sigue in crescendo desde la pandemia y los precios se disparan. En el núcleo turístico de Teguise es misión imposible conseguir un alquiler por menos de 1.000 euros para una vivienda de dos habitaciones.

Expertos inmobiliarios sostienen que la fuga de inmuebles de alquiler de larga duración al sector vacacional, así como la dificultad de contar con nuevas edificaciones por el alto coste de los materiales de construcción, limitan considerablemente la oferta, al tiempo que aumenta la lista de espera para conseguir un inmueble de renta libre en Lanzarote.

En tan solo un año, el precio de una vivienda en alquiler ha subido cerca de un 10 por ciento, según el informe del Centro de Datos de Lanzarote sobre el precio de la venta y alquiler en 2022, lo que dificulta a los trabajadores foráneos volver a tierras lanzaroteñas tras tener que abandonarlas con motivo del parón turístico en 2020.

Ni el funcionariado, con un salario estable, se encuentra capacitado para abonar los altos precios que demandan los propietarios de los escasos inmuebles que se mantienen en el mercado del alquiler.

La mayoría ha optado por regular su vivienda para convertirla en vacacional tras la recuperación de un sector turístico que reclama más personal, pero sin tener en cuenta la emergencia habitacional.

El valor del suelo se dispara en los tres municipios turísticos por excelencia de Lanzarote, según estos datos. En Yaiza, a la cabeza del ranking por albergar la localidad de Playa Blanca, el precio medio del metro cuadrado se situaba en septiembre de 2022 cerca de 2.800 euros. Precisamente en el municipio sureño se ha registrado el mayor ascenso del precio de la vivienda, con un incremento en un año superior al 23 por ciento. En Tías, con la localidad de Puerto del Carmen, el crecimiento ha sido del 11,4 por ciento situando de media el valor del suelo en 2.671 euros el metro cuadrado. Mientras que Teguise ha visto crecer el coste de la vivienda un 6,8 por ciento y en el mes de septiembre se sitúa por encima de los 2.100 euros de media.

También las zonas de interior han ido creciendo a la par. Los municipios de Haría y Tinajo han registrado subidas del precio del suelo, del 10 por ciento en el primero y del dos por ciento en el segundo caso (1.796 y 1.587 euros por metro cuadrado, respectivamente). Tan solo en San Bartolomé se ha registrado un descenso del 4,6 por ciento con respecto a septiembre de 2021, aunque el valor medio del metro cuadrado se sitúa muy cercano a los 2.000 euros.

En Arrecife, el metro cuadrado ya se sitúa en más de 1.400 euros tras sufrir un incremento del 3,6 por ciento con respecto a septiembre de 2021. En cuanto al valor del metro cuadrado de alquiler en la capital lanzaroteña, este alcanzaba en septiembre los 8,5 euros de media, lo que representa que un inmueble de 70 metros cuadrados no desciende de los 600 euros mensuales de media.



Daniel Portieles (In-Max): “Contamos con una lista de espera de clientes para alquiler. Va a cuenta gotas”

Daniel Portieles, socio fundador de la inmobiliaria In-Max Real Estate recuerda que en los meses posterioresa a la pandemia tras el parón turístico, “sí se ofreció esa seguridad de larga temporada”, sin embargo la reapertura del sector turístico y el regreso de los visitantes procedentes de toda Europa ha supuesto una reactivación del mercado vacacional y por tanto se han encarecido los precios del alquiler, convirtiéndose en “misión imposible” encontrar un inmueble ante la alta demanda. “Contamos con una lista de espera de clientes para vivienda de alquiler de larga duración. Este mercado va a cuenta gotas”, dice.

El experto inmobiliario explica que el precio medio de una vivienda de dos habitaciones de alquiler en Playa Honda y Puerto del Carmen oscila entre los 700 y 800 euros, difícil encontrar algo en Arrecife a 550 euros de dos dormitorios “con vistas a seguir aumentando”, lo que dificulta el objetivo de alojarse en Lanzarote.



“En tan solo un año, el precio de una vivienda en alquiler ha subido cerca de un 10%”

Tampoco existe alternativa en los distintos núcleos residenciales del municipio de Yaiza para atender la demanda habitacional de los trabajadores del sector turístico y de servicios de Playa Blanca. “Por el contrario, se siguen construyendo villas, que precisamente no son las correctas para dar cobijo a la mano de obra que precisa la Isla y que además debe competir con los extranjeros que vienen del norte de Europa”, sostiene Portieles.

Para Juan Antonio Peña, de Marabo Real Estate, la realidad de Lanzarote es que ahora mismo “existe una demanda importante tanto para la compra como para el alquiler y, sin embargo, la oferta está muy retenida debido al aumento de los costes de construcción que ha frenado la obra nueva y por la fuga de viviendas de alquiler de larga duración al vacacional lo que provoca este incremento de los precios”.

En resumen, el representante de Marabo Real Estate señala que la poca oferta de alquiler de larga duración tras la pandemia ha ocasionado un aumento de los precios que contribuye al crecimiento de la emergencia habitacional. Por contra, advierte de que se están construyendo nuevos complejos hoteleros que precisarán de mano de obra para entre 300 y 400 familias para las que no hay vivienda. “La tensión sobre el precio va a seguir al alza”, opina también Juan Antonio Peña.



Juan Antonio Peña (Marabo): “En Costa Teguise se superan los 1.000 euros mensuales por una vivienda”

El precio medio de un alquiler para una vivienda de dos dormitorios en Arrecife no baja de los 600 euros mensuales, incluso en los barrios, donde antes podían encontrarse inmuebles por 400 o 500 euros, señalan desde Marabo Real Estate. En otras zonas, como Costa Teguise, es prácticamente inexistente. Lo habitual es que en este núcleo residencial se superen los 1.000 euros mensuales por una vivienda de dos dormitorios. “El coste de oportunidades del propietario de dedicarlo al sector vacacional es muy elevado”, explica el experto inmobiliario para justificar la situación del mercado inmobiliario.

Con respecto al precio de venta, Cristian Teckchandani, de la Inmobiliaria Casa Perfecta, comenta que en la actualidad el valor de la vivienda de nueva construcción ha subido en torno a 200 euros, situándose el precio medio del metro cuadrado en más 2.000 euros en zonas residenciales como Arrecife, Tahíche o Tías, aunque en las turísticas, estas cifras se disparan a los 3.000 y 4.000 euros el metros cuadrado.


Villas por encima del millón, el otro objeto de deseo: “El lujo se sigue demandando”


Frente a las dificultades y las listas de espera para alquilar una vivienda, en la inmobiliaria In-Max Real Estate cuentan con ofertas de viviendas por valor de un millón y medio de euros. “El lujo se sigue demandado”, señala Daniel Portieles gerente de la agencia. Apunta que a pesar de las dificultades que atraviesa gran parte de la población para hacer frente al incremento de la inflación, continúan vendiéndose villas residenciales por valor de 600.000 o 700.000 euros, destinadas a familias residentes que buscan construcciones más modernas. En Playa Blanca pueden encontrarse viviendas por más de un millón de euros.

“En época de crisis se acentúan las diferencias entre pobres y ricos”. Y son muchos los centroeuropeos y del norte de Europa con alto poder adquisitivo que vienen a Canarias en busca de buen tiempo y seguridad para conseguir una segunda residencia. Portieles asegura que la última villa que vendió tenía un valor de 1,2 millones de euros.

“La demanda del lujo es superior a la otra”, defiende Cristian Teckchandani que lleva diez años al frente de la Inmobiliaria Casa Perfecta, y que aboga por mejorar la calidad de los materiales en este tipo de inmuebles de alto standing. Una de las últimas ventas realizadas estuvo valorada en 800.000 euros, se trataba de una casa en Tías de 300 metros cuadrados. “Un piso domótico que en Lanzarote no vale más de medio millón de euros costaría hasta siete millones en países como Brasil donde existe peor calidad de vida”, mantiene en defensa de mejorar este tipo de oferta con clientela más que disponible.



Los propietarios ven en el sector vacacional mejores oportunidades

Inmobiliaria Casa Perfecta cuenta en la actualidad con una promoción en San Bartolomé destinada principalmente a residentes, donde solo el 10 por ciento de los interesados es de origen extranjero, señala Teckchandani. Argumenta además que si se apostase por la calidad “El lujo se sigue demandando” Villas por encima del millón, el otro objeto de deseo en la construcción para poder realizar ventas superiores al medio millón de euros serían más los británicos que disfrutarían de una visa para residir en Lanzarote.

Difiere de esta premisa el experto inmobiliario de Marabo Real Estate, Juan Antonio Peña, quien explica que existe una demanda de este tipo de vivienda en Lanzarote que realmente no representa más del tres por ciento del total. “Esta demanda sigue siendo constante, pero el goteo de esas ventas es bastante lento en comparación con el resto de inmuebles”, explica Peña. Este mercado se encuentra principalmente en Puerto Calero, donde Marabo Real Estate cuenta con diversas promociones que superan el millón de euros o en Costa Teguise donde podrían encontrarse villas en torno a los 700.000 y 800.000 euros. Carteles en la inmobiliaria Marabo Real State anuncian viviendas con precios que pueden llegar a los 2,8 millones de euros.


© 2021 Cabildo de Lanzarote. v1.1.26